Operativo de fin de semana concluyó con más de 500 personas vacunadas en polideportivo

  • La actividad se realizó con cinco puntos de vacunación y tiempos de espera de 30 minutos post inoculación.
           

Este sábado con 533 personas vacunadas finalizó el operativo covid de la Atención Primaria en el Complejo Polideportivo, donde desde el 21 de agosto que no se realizaba una actividad de estas características. En esta oportunidad, con la vacunación entre 6 y 17 años en curso, se decidió reforzar a este grupo, pensando que durante la semana se formaron largas filas en los vacunatorios por la alta demanda, llegando a inocular a más 300 niños en esta oportunidad.

María de los Ángeles Valenzuela, enfermera del Cesfam Central encargada de la unidad de vacunatorio, comentó que “ha sido una buena oportunidad para traer a los menores que sus papás trabajan en la semana y no han podido traerlos en la semana; y los que también asisten a clases que se han visto un poquito complicados de poder asistir. Esto lo vemos como una oportunidad muy buena de poder ir captando a los menores que todavía no han podido ser vacunados”.

El operativo contó con una alta afluencia de niños y apoderados que esperaban su turno para luego entrar al gimnasio, donde hubo disponibles cinco puntos de vacunación y dos lugares de observación post vacuna en los cuales los menores permanecían por 30 minutos. A mediodía ya se habían vacunados 150 niños con la primera dosis, y 100 adultos con la dosis de refuerzo.

“Los chiquititos se han portado bastante bien; sí hay algunos que vienen con algún temor y se ponen a llorar y eso ha generado quizás que puedan asustar a otros menores, pero en realidad se ha dado bastante bien el proceso, ha sido ordenado y los chiquitos han recibido bien el tema de la vacuna. Invitamos a los papitos a traer a los menores a vacunarse, ya que es la población que nos faltaba inmunizar y para nosotros es importante cumplir poder con este objetivo para que así vayamos subiendo las coberturas que tenemos como comuna”, comentó la enfermera María de los Ángeles Valenzuela.

Primera Sinovac

Jonathan Flores (13), alumno del 8vo A de la Escuela D-37 República de Bolivia, relató que pasar la pandemia en su casa fue complicado, sobre todo al momento de concentrarse para estudiar. En relación a la vacuna relató que “al principio tenían miedo porque no sabía si la vacuna era experimental, porque algunas vacunas son experimentales y se las ponen a las personas, y después cuando vine a vacunarme y vi que la aguja era de este tamaño (hace un gesto con su índice y pulgar) me asusté mucho peor, técnicamente casi me desmayo. Pero superé eso porque vino mi padre y cuando muestro debilidad en frente de él me asusta, y así superé el miedo a la aguja”.

Además de su padre, al polideportivo Jonathan llegó junto a su hermano Henry Flores (10), quien también recibió su primera Sinovac. Jonathan contó que deseaba vacunarse para tener pronto su pase de movilidad y volver a la escuela, y que el operativo fue ideal que se realizara el sábado, porque en la semana ha tenido muchas tareas que hacer y no había podido asistir a los vacunatorios.

Fernanda Castillo (12), alumna del 6to A del Instituto Obispo Silva Lezaeta, recibió su primera dosis de Sinovac contra el covid y, sobre el inicio de la vacunación de la gente de su edad, dijo que “me parece bien porque así tenemos más posibilidades de estar con nuestros familiares y pasar todo esto de la pandemia”.

 

Share on facebook
Share on twitter

Otras Noticias